British klemm swallow

 

La Klemm 25, tuvo tan rotundo éxito de ventas en la Gran Bretaña, que el representante de la casa alemana, Mayor Stephen, decidió fundar una subsidiaria británica llamada British Klemm Aeroplane Company, bajo la supervisión técnica del proyectista G.H. Handasyde, al que ya conocemos por su formidable Martinsyde F.4.
Handasyde, al que ya conocemos por su formidable Martinsyde 4.
El primer modelo producido fue el British Klemm L.25 C.1 Swallow”, idéntico al alemán, pero dotado normalmente de motor Pobjoy R y aún más fortalecido estructuralmente, con el fin de cumplimentar determinadas especificaciones del Reino Unido.

Después de fabricados veintiocho en aquella versión inicial de contornos redondeados, se cambia el nombre de la empresa
por el de British Aircraft y el de la avioneta por el de B.A. “Swallow 2”, al tiempo que se le provee de extremos alares y caudales más rectangulares, con el fin de facilitar su producción en serie,
cambiándose su motor al Pobjoy “Cataract III” de 90 HP. o el Blackburn “Cirrus” de idéntica potencia.

Después de fabricados veintiocho en aquella versión inicial de contornos redondeados, se cambia el nombre de la empresa por el de British Aircraft y el de la avioneta por el de B.A. “Swallow 2”, al tiempo que se le provee de extremos alares y caudales más rectangulares, con el fin de facilitar su producción en serie,
cambiándose su motor al Pobjoy “Cataract III” de 90 HP. o el Blackburn “Cirrus” de idéntica potencia.
De este tipo se habrían de fabricar 105, de los que gran parte volarían aún largos años en la posguerra.
El número 9 de la serie inicial fue adquirido en 1934 por el conocido piloto bilbaíno Fernando Lezama Leguizamón, quien lo matriculó como EC-XXA. Al estallar la guerra civil, con él se pasó su propietario a las líneas de los sublevados, prestando en ellas servicio como avioneta de enlace y bajo la numeración 30-22.

Ficha técnica

Motor: Cirrus Minor de 90 HP
Envergadura: 13,00 m
Longitud: 8,23 m
Velocidad máxima: 167 Km/h
Velocidad de crucero: 145 Km/h
Velocidad mínima: 41 Km/h
Techo: 5.185 m
Autonomía: 675 Km
Acomodo: Biplaza
Peso vacío: 435 Kg
Peso total: 680 Kg
Primer vuelo: Noviembre de 1933

 

El cambio de motorización fue acompañado del rediseño del timón de dirección, sustitución de las anteriores ruedas de goma maciza por las de aire y algunos otros cambios menores. Casi de inmediato comenzaron las participaciones en pruebas de carreras aéreas y los vuelos de larga distancia. Para las carreras surgieron los modelos motorizados con el más potente de Havilland Gipsy. Las tres últimas unidades construidas, los conocidos como "Gipsy Swift", fueron motorizados, dos con el Gipsy III de 120 Hp, y el otro, con el Gipsy Major de 130 Hp. El primer vuelo de larga distancia se inició el 22 de agosto de 1931. Lt "Boozy" Byas, con el Swift G-ABNH partió de Heston y voló hasta Johannesburgo, cubriendo las 7.320 millas del recorrido en diez días, en los que hizo 73 horas de vuelo, lo que daba una media de algo más de 100 m.p.h. No estableció ningún nuevo récord, pero cerca le anduvo y dejó demostrado el excelente funcionamiento del "Swift" y de su motor, el nuevo Pobjoy "R". Tres meses más tarde Arthur Butler, con el Comper "Swift" G-ABRE, motor Pobjoy "R", batió el anterior récord de Mr. Scott por tan sólo 1h. 42 m. Como señala un artículo de la época: "Un pequeño piloto, en un pequeño avión, batió el récord por un pequeño margen". Mucho término "pequeño" para hazaña tan grande. Despegó de Lympne, Kent a las 5:10 a.m. del 31 de octubre de 1931 y tras 9 días, 2 horas y 20 minutos, aterrizó en Darwin, Australia, a las 4:23 p.m. hora local, habiendo recorrido 10.425 millas. Pese a haberse encontrado en la ruta con fuertes vientos en cara y haber tenido que soportar lluvias torrenciales, tanto el comportamiento del "Swift" como el del nuevo motor Pobjoy "R" fueron excelentes. Por supuesto, también lo fue el del piloto, quien a su llegada a Darwin aseguró "no estar muy cansado y haber tenido un viaje excelente excepto en las últimas etapas". Richard Shuttleworth, junto con George Stead, participaron con dos Comper Swift en la equivalente india a la King's Cup Race, el Viceroy Challenge Trophy. El 25 de enero de 1933 Stead y Shuttleworth despegaron de Old Warden con el Swift G-ACBY y el G-ABPY respectivamente y llegaron a Delhi tres días antes de iniciarse la carrera. Stead logró un máximo de velocidad con 154 mph y Shuttleworth no pudo terminar la carrera por avería. Poco más tarde, en marzo de 1933 Fernando Rein Loring, con el Comper Swift matriculado EC-AAT, realizó un raid Madrid - Manila que sin ser constitutivo de récord, si fue un gran éxito y es uno de los grandes hitos de nuestra Aviación. Unir por el aire la capital de España con la de Filipinas fue un reto especialmente atractivo para la Aviación de la época. Ya lo hizo en 1926 la escuadrilla Elcano y el propio Rein Loring, pilotando "La Pepa" en 1932. En aquel raid y en la improvisada escala en Hong-Kong coincidió con Arthur Butler, de camino en su raid Londres - Darwin. Butler le mostró la Swift y fue tal el impacto que causó en Rein Loring que faltándole aún las últimas etapas para concluir su viaje, telegrafío a Nicholas Comper para realizar el pedido de un Comper Swift con el que planear un futuro nuevo viaje que mejorase los resultados del que estaba realizando.

CONOCE TODAS LAS CURIOSIDADES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *