British klemm swallow

La Klemm 25, tuvo tan rotundo éxito de ventas en la Gran Bretaña, que el representante de la casa alemana, Mayor Stephen, decidió fundar una subsidiaria británica llamada British Klemm Aeroplane Company, bajo la supervisión técnica del proyectista G.H. Handasyde, al que ya conocemos por su formidable Martinsyde F.4.
Handasyde, al que ya conocemos por su formidable Martinsyde 4.
El primer modelo producido fue el British Klemm L.25 C.1 Swallow”, idéntico al alemán, pero dotado normalmente de motor Pobjoy R y aún más fortalecido estructuralmente, con el fin de cumplimentar determinadas especificaciones del Reino Unido.

Después de fabricados veintiocho en aquella versión inicial de contornos redondeados, se cambia el nombre de la empresa
por el de British Aircraft y el de la avioneta por el de B.A. “Swallow 2”, al tiempo que se le provee de extremos alares y caudales más rectangulares, con el fin de facilitar su producción en serie,
cambiándose su motor al Pobjoy “Cataract III” de 90 HP. o el Blackburn “Cirrus” de idéntica potencia.

Después de fabricados veintiocho en aquella versión inicial de contornos redondeados, se cambia el nombre de la empresa por el de British Aircraft y el de la avioneta por el de B.A. “Swallow 2”, al tiempo que se le provee de extremos alares y caudales más rectangulares, con el fin de facilitar su producción en serie,
cambiándose su motor al Pobjoy “Cataract III” de 90 HP. o el Blackburn “Cirrus” de idéntica potencia.
De este tipo se habrían de fabricar 105, de los que gran parte volarían aún largos años en la posguerra.
El número 9 de la serie inicial fue adquirido en 1934 por el conocido piloto bilbaíno Fernando Lezama Leguizamón, quien lo matriculó como EC-XXA. Al estallar la guerra civil, con él se pasó su propietario a las líneas de los sublevados, prestando en ellas servicio como avioneta de enlace y bajo la numeración 30-22.

Según nos cuenta Jose Luis González Serrano, el 27 de octubre del 36, el futuro “as” nacionalista Manuel Vázquez Sagastizábal la prueba por tres veces en Tablada, y al día siguiente comienza a hacer con ella vuelos de naturaleza militar. Pasado Vázquez a la caza, la 30-22 continúa sus tareas, suponemos que ya más tranquilas, hasta
terminar la guerra.
Es también conocido que una British Aircraft “Swallow 2”, con matrícula G-ADMB, salió de Inglaterra en agosto del 36 con destino a la España republicana. Se supone que alcanzaría su meta, pero nada se sabe acerca de la suerte que luego pudiera correr.

En cuanto a la 30-22, terminado su “servicio militar”, en abril del 42 le es devuelta a Lezama y, ya como EC-CAP, su propietario la vuela durante un lustro, tras del cual y una estancia en el Aero Club de Sevilla, durante la que le es cambiada su matrícula por la EC-ACC que será definitiva, pasa desde 1951 al de Lérida, luciendo ya una bonita carena sobre el Pobjoy y un fuselado aerodinámico tras la cabina posterior, de los que antes carecía. Permanece volando nuestra British Klemm por tierras catalanas, hasta quedar destruida como consecuencia de un accidente, el 9 de diciembre de 1961.

Tendremos que esperar cuarenta años para tener otra Swallow española; será ésta le veterana B.A. “Swallow 2” G-AEVZ, propulsada por un “Cirrus” y fabricada en 1937, una de las tres que permanecen activas en el mundo.
Traída por carretera, llega a Madrid en julio de 2001 y, desde comienzos del siguiente año, participa en las exhibiciones mensuales de la Fundación Infante de Orleans, generalmente pilotada por Carlos Valle.
Dados su pulcro acabado y peculiar pintura, sigue luciendo su clásica matrícula británica, por lo que es entre nosotros comúnmente conocida como “El Gálvez”.

Ficha técnica

Motor: Cirrus Minor de 90 HP
Envergadura: 13,00 m
Longitud: 8,23 m
Velocidad máxima: 167 Km/h
Velocidad de crucero: 145 Km/h
Velocidad mínima: 41 Km/h
Techo: 5.185 m
Autonomía: 675 Km
Acomodo: Biplaza
Peso vacío: 435 Kg
Peso total: 680 Kg
Primer vuelo: Noviembre de 1933